Si de ser solidario y compañero se trata, eso es lo que destaca a Matías Ortega Molina, un jugador de fútbol que está entrenando por su cuenta para cuando se reactive la actividad. Pero, además, entrena a un grupo de niños sin pedir nada a cambio.

Según contó Matías a San Juan Al Día, Matías empezó a entrenar en la plaza frente a su casa, en el Barrio Independencia, en Chimbas cuando un día se le acercó un papá preguntándole si no podía mandar a su hijo porque ya estaba cansado de que esté todo el día encerrado y con la tablet.

Ortega Molina empezó con ese niño, y pensó que sería pasajero. Al día siguiente ya eran tres; luego siete y hoy en día tiene a 20 niños, entre varones y nenas, a su cargo en los entrenamientos recreativos.

Matías dijo que esto lo hace sin cobrar un peso, porque le nace y porque a él le gusta hacerlo. Además, contó que sus padres le ayudan y muchas veces lleva una taza de leche o un jugo para que los pequeños puedan merendar.

Por último señaló que esto le sirve porque está estudiando para ser preparador físico y además porque se mantiene con la cabeza ocupada mientras entrena para volver a ponerse los botines.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.