Las intensas nevadas continúan en el sur argentino, pero con la actividad turística restringida por el aislamiento  obligatorio, lejos de ser el deleite de los turistas, es una complicación para la población local a la que no le queda más que enfrentar las condiciones climáticas adversas y ser testigos del fenómeno con las complicaciones que conlleva.

Las temperaturas bajo cero y las intensas nevadas, registradas en los últimos días en distintas regiones de La Patagonia, no solo causaron graves problemas a la población, sino que también afectaron a la fauna autóctona y al ganado de campo.

En imágenes difundidas a través de las redes sociales se pude ver el lado más triste del invierno patagónico: animales varados en la nieve en su intento de huir para no morir de frío. 


Las autoridades debieron profundizar el trabajo de las máquinas viales para despejar las principales arterias tapadas de blanco, además pidieron a la población “extremar precauciones al circular”.


En este marco, las recomendaciones son no salir si no es necesario, circular muy despacio, con las cubiertas adecuadas, portar las cadenas obligatorias en los vehículos para colocarlas cuando la nieve impida el deslizamiento, y llevar la pala en el baúl de los coches, ante cualquier necesidad. 

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.