La pandemia dejó a muchos rubros sin la posibilidad de volver a abrir las puertas. San Juan no fue la excepción, aún, con muchas de sus actividades habilitadas. Y muchos, vistos en esa situación, decidieron solicitar el IFE e invertirlo en algo que les de un sustento económico y no usarlo para cubrir sus gastos diarios.

Esta es la historia que conoció San Juan Al Día. Se trata de tres amigos que se vieron en la misma situación económica y lo único que tenían era ese cobro excepcional que dio el gobierno nacional para ayudar a las personas que se hayan quedado sin trabajo.

Un día, se juntaron, reunieron el dinero y decidieron ponerse una panadería. Un rubro que para los tres, dentro de los cuales está Jonathan Vera (en las imágenes se lo ve atendiendo al público), era desconocido y debían aprenderlo casi sobre la marcha para que les de los frutos que esperaban.

A veces, es difícil tener que salir de lo que uno sabe hacer. Pero es más difícil estar en medio de una pandemia que afectó al mundo entero y no hacer nada. Ellos decidieron reinventarse, emprender con esa pequeña ayuda social y hoy los podés encontrar en calle Rivadavia, entre Sarmiento y Catamarca.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.