La Policía la detuvo el lunes en su domicilio.

Ocurrió en un domicilio del barrio San Francisco Chimbas, una nena se presentó en la comisaría 26°  manifestando que instantes previos había mantenido una discusión con su madre, donde ésta le habría producido distintas lesiones a consecuencia de los diversos golpes recibidos.

Al consultarle a la menor por su madre, esta le manifiesta que se encuentra en su domicilio ya que goza de prisión domiciliaria resuelta por la Sala Primera de la Cámara Penal, mientras se resuelve su situación procesal.  

Con posterioridad personal del 102, logra contactar a un familiar de la menor, a los fines de dejar la misma en custodia, siendo trasladada hasta dicho domicilio.