El pasado viernes y sábado, malvivientes se metieron a la Escuela Barrio Nuevo Cuyo cuando la seguridad del lugar se había retirado. Allí, ante la ausencia de algún control, aprovecharon para llevarse dos ventiladores y un tobogán de la zona del Nivel Inicial.

San Juan Al Día habló con Héctor Aravena, director del establecimiento, quien confirmó que a través de un operativo comandado por el comisario de la Dependencia Nº 34 se logró recuperar gran parte de lo que se llevaron.

Según comentó, se robaron dos ventiladores, de los cuales uno ya fue recuperado, junto al tobogán de la zona de los más pequeños.

Entre otras cosas, Aravena contó que estos hechos pasan porque se quedaron sin el servicio adicional de seguridad durante las madrugadas y los fines de semana, y es ahí cuando los ladrones ven luz verde para trepar la tela y ver qué pueden robar.

Por último, señaló que están cansados de los robos y que, para evitar que se repitan, solicitaron que se les renueve el servicio adicional de la seguridad en el lugar y que se les haga el cierre del perímetro con material, ya que actualmente es una tela fácil de sobrepasar.