Un tropezón no es caída para Adabel Guerrero quien en la pista del Cantando 2020 vivió un momento tan complicado como hilarante.

Luego de su presentación junto a su compañero de certamen Leandro Bassano -cantaron “Será que no me amas” de Luis Miguel– y de recibir diferentes críticas por parte del jurado, Moria Casán decidió poner a prueba las aptitudes artísticas de Guerrero.

La bailarina, lejos de quedarse atrás, aceptó el reto de “La One” y ensayó una pirueta que en su primer intento no terminó de la mejor manera: Las botas que tenía puestas le jugaron una mala pasada, se resbaló y terminó dándose un fuerte golpe contra el piso.

A pesar del infructuoso intento, el orgullo de Adabel fue más fuerte. Se levantó rápido y en el segundo intento el truco le salió a la perfección.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.