La industria láctea argentina alcanzará en 2020 el nivel más bajo de actividad de los últimos diez años.

 Según reveló un estudio realizado por una consultora basado en datos oficiales y fuentes privadas. De acuerdo con ese informe, durante el presente año el rubro de la leche fluida marcará una caída del 33 % en la producción, en tanto que, en el caso del yogur, la contracción proyectada para este ejercicio alcanzará el 27%.

El documento, elaborado por la empresa Claves, muestra la tendencia declinante registrada en el mercado lácteo argentino, desde el año 2010 a la fecha, con la excepción de un leve repunte registrado entre los años 2011 y 2012. Considerando los valores del 2010, y en base a la actividad para el corriente año, estimaron que la elaboración de leche se reducirá en 593 mil litros, en tanto que la retracción en materia de yogur alcanzará a 134 mil toneladas.

La disminución en el consumo de productos lácteos puede realacionarse, según detalla Claves, con la tendencia declinante del PBI, que se redujo 13 % durante la última década. Cabe señalar que, en dicho período, hubo un crecimiento poblacional del país que, según las estimaciones públicas y privadas, de más de 5 millones de habitantes.

Mientras que en el 2010 la producción de leche alcanzaba 1.781.111 litros y la de yogur 490.834 toneladas, las proyecciones sectoriales revelan que este año el nivel de elaboración alcanzará aproximadamente 1.187.000 litros de leche y 357.000 toneladas de yogur, que, casi en su totalidad, se destinarán al consumo interno.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.