Este domingo, un joven de 21 años tuvo que ser hospitalizado tras sufrir un accidente con un arma de fuego, que dejó como saldo un proyectil en su rostro.

Según informaron fuentes policiales, esta persona (no trascendió su identidad) manipulaba un rifle de aire comprimido y, por causas que aún se desconocen, apretó el gatillo y se le escapó un tiro que tuvo como destino su propia cara.

El proyectil ingresó al rostro pero luego no salió, por lo que el joven quedó internado en el Hospital Rawson en un estado delicado.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.