El grupo de rescatistas chilenos «Los Topos» detectó movimiento entre los escombros de un edificio ubicado en Gemmayzeh, uno de los barrios afectados por el estallido ocurrido el 4 de agosto en la capital libanesa.

Un mes después de la explosión en la zona portuaria de Beirut, un grupo de rescatistas chilenos asegura haber detectado el latido de un corazón bajo los escombros en el barrio Gemmayzeh, una de las zonas más afectadas de la capital de Líbano.

El equipo de rescate, conocido como Los Topos, dio la voz de alerta y comenzó el rastreo a mano para comprobar si en efecto alguien puede haber sobrevivido en esas condiciones desde el 4 de agosto, cuando la detonación de toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma irregular causó casi doscientos muertos y seis mil heridos.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.