El hecho ocurrió en Rawson y reaviva la polémica de las fiestas clandestinas, el alcohol y las fiestas que organizan los jóvenes en plena cuarentena, la policía acudió a desbaratar una gresca entre jóvenes y se encontró con una fiesta.

Una fiesta clandestina en el barrio Buenaventura Luna, terminó en una batalla campal que dejó como saldo diecisiete detenidos. Además, atacaron con piedras y botellas al móvil que trasladó a los detenidos por la pelea.

La fiesta tuvo lugar en una propiedad ubicada sobre las calles Neuquén, entre calles F. Aguilar y Fernández, Rawson Allí, los invitados protagonizaron el inicio de una pelea cuando unos jóvenes agredieron a otros golpeándose entre ellos, ninguno sufrió heridas de consideración.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.