Fuentes policiales  indicaron que todo comenzó en horas de la tarde de este miércoles, cuando la pequeña cayó al agua caliente que su madre había colocado en el fuentón con la intensión de bañarla.

La criatura sufrió quemaduras en ambas piernas, pero su madre, de apellido Tello y 30 años, decidió curarla y no llevarla al médico. «Tenía miedo de que se contagiara de coronavirus», le aseguró a la policía.

Sin embargo, durante la noche, la beba empezó a vomitar, tomaba mucha agua y comenzó a faltarle el aire. La mujer decidió, finalmente, llevarla en vehículo particular al hospital del departamento, pero ya era tarde. En el centro de salud constataron su fallecimiento.

Ahora, la Policía inició una investigación para determinar las medidas a seguir.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.