A ocho meses del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell por un grupo de rugbiers, la fiscal Verónica Zamboni comenzó a redactar la requisitoria de juicio para los imputados del crimen.

La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes a la salida de un boliche de Villa Gesell en enero pasado, comenzó ya a redactar el requerimiento de elevación a juicio de la causa con diez rugbiers imputados, para quienes la defensa planea pedir que un jurado popular analice las pruebas, informaron hoy fuentes de la investigación.

Al cumplirse ocho meses del crimen cometido el 18 de enero, ocho de los diez rugbiers permanecen detenidos en la Alcaidía de Melchor Romero, donde ya no son insultados ni agredidos por el resto de los presos, pasan sus días con un bajo perfil y reciben asistencia psicológica de profesionales penitenciarios.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni comenzó días atrás a redactar la requisitoria de juicio para todos los imputados, a quienes acusa del «homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas» de Báez Sosa, delito que contempla como pena la prisión perpetua.

«Si bien estaba todo dado como para que fuera elevada a debate a fin de mes pasado, la situación se complicó porque se registró un caso de Covid en la fiscalía y quedaron todos aislados», dijo a Télam una fuente de la investigación.

Otros voceros con acceso al expediente aseguraron que, una vez que el caso sea elevado a juicio, la defensa de los acusados, a cargo del letrado Hugo Tomei, solicitará que el debate sea por jurados, tal como contempla la legislación bonaerense para los delitos graves, con penas en expectativa mayores a los 15 años de prisión, como en este caso.

A raíz de los reveses que recibió a todos los planteos de nulidad y apelación presentados en el expediente a lo largo de la instrucción del caso, la defensa cree que la mejor estrategia de cara al juicio será que un jurado popular evalúe las pruebas y la participación de cada uno de los rugbiers en el hecho, añadieron las fuentes.

Por su parte, el querellante Fabián Améndola, quien junto a Fernando Burlando representa a los padres de Fernando, explicó a radio AM1210 que «la fiscalía recibió (el miércoles) declaración a los padres de Fernando por videollamada y restan pocos elementos» para que el caso llegue a juicio.


«Estamos en la puerta de la elevación a juicio y en los próximos días la fiscalía seguramente va a hacer el requerimiento, por lo que calculamos que antes de fin de año la causa estará radicada en un Tribunal Oral de Dolores«, añadió el querellante, quien dijo que lo que resta saber es «qué tipo de juicio se hará», ya que por ley la defensa de los acusados puede pedir que sea por jurados o no.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.