El Bloquismo, hace un tiempo atrás que viene dirimiendo su interna partidaria. No es difícil imaginar el escenario, lo complicado es entenderlo. El Partido de la Estrella, como lo conocemos en San Juan, siempre se caracterizo por tener gran influencia en la vida política de los sanjuaninos. A nadie escapa, que su nacimiento, fue un aliento de esperanza y crecimiento para todos nuestros comprovincianos. El carácter revolucionario y su permanente lucha y enfrentamiento contra los conservadores (piedra basal del liberalismo en San Juan), hizo del Bloquismo un movimiento con características revolucionarias y de gran avance para la época. Desde la creación de caminos, diversidad industrial, calidad vitivinícola, el voto de la mujer, e insertar a la provincia, como una de las más pujante y moderna del País, fue un logro bloquista. Primero los «machos» Cantoni, luego Don Leopoldo, crearon un Bloquismo fuerte en lo cuantitativo y cualitativo. Lamentablemente, para los correligionarios de la calle Mitre y Alem, esos tiempos de bonanza quedaron atrás. La incertidumbre política de los 90, su mala decisión de ir varias veces separados y no encontrar un rumbo acorde tras el fallido intento de la Alianza con la Cruzada Renovadora, tiro por tierra, la capacidad electoral de PB. El 2007, sorprendió al Bloquismo dentro de un nuevo frente provincial, para muchos impensado, el Partido Justicialista y el Bloquismo, comenzaban a transitar juntos, la nueva Reconstrucción provincial. No faltaron las luchas internas (es sabido que esto ocurre siempre, sea el partido o movimiento que fuese) en esa época. La Juventud, asumió un rol fundamental en ese crecimiento, algo inédito para un Partido con una estructura avejentada. Ese movimiento, les alcanzo solo para mantener una Diputación Nacional, una o dos intendencias, algunos Concejales y un par de Diputados Provinciales. Nunca se dejaron de escuchar las criticas, por parte de los mayores, a esta manera de manejarse de las autoridades partidarias. El estancamiento, y el Status quo de comodidad, estaban haciendo del Bloquismo un Movimiento Político, abúlico e insulso. Que hacia o hace falta para cambiar ese estado de comodidad selectiva ?Sin lugar a duda, es una renovación profunda en toda su estructura provincial y departamental. El Bloquismo y el Peronismo, históricamente compartieron su historia dentro del Campo Provincial y Popular, y desde hace muchísimos años vienen recorriendo ese camino juntos. Que significa avanzar y no renunciar a acuerdos preestablecidos ?Significa mantener la palabra empeñada, ir más allá de especulaciones personales con falsos antagonismos de «independencia del PJ». Ese mensaje, es tan torpe y falaz, como pensar que desde el Justicialismo se haya conquistado al Bloquismo. Lo que queda claro, es que hay una nueva generación de Dirigentes, que tienen un oído en su historia y otro en la gente. Que entienden, como alguna ves comenzó a entenderlo el PJ, que el trasvasamiento generacional, se tiene que dar si o si. Esa sangre joven es la que viene pidiendo espacio, con criterios políticos claros y respetando los acuerdos firmados. Los Bloquistas, como los Peronistas, saben, que solos no alcanza, que la mejor manera de seguir construyendo el San Juan del millón de habitantes, hay que hacerlos juntos. Esperemos que los afiliados, no renieguen de su historia, que vean que la juventud no es una debilidad, sino que es una fortaleza, para los tiempos difíciles que puedan venir. San Juan, necesita ese recambio generacional y el Bloquismo, se merecen una nueva conducción no personalista y más colectiva. Sus hombres, sus mujeres y su Historia, se lo exigen.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.