El subsecretario de Medicina Preventiva, Matías Espejo explicó este lunes en la conferencia de prensa que es evidente que el protocolo en el geriátrico fue vulnerado, sin que esto implique intencionalidad por parte de los trabajadores del lugar.

En el brote, 43 casos dieron positivo y una mujer falleció por la enfermedad. La hipótesis más firme en la investigación epidemiológica que lleva adelante el Ministerio de Salud Pública es que el virus ingresó al geriátrico por medio del personal de trabajo. Y en esa búsqueda del nexo hay una línea investigativa que preocupa: de los 14 empleados, entre médicos, enfermeros, asistentes y administrativos, varios trabajan a la vez en otros lugares y no descartan que ese pluriempleo involucre también a diferentes geriátricos.

Tal es la preocupación, que Espejo adelantó que ahora empezarán a hisopar nuevamente en los diferentes geriátricos de San JUan, especialmente a los empleados, y que además incluirán a este personal en el sistema de vigilancia epidemiológica, testeo programado y constante, tal como si fuera personal sanitario.

La evacuación del geriátrico tras el brote de coronavirus obligó a la derivación de pacientes tanto a los hospitales Rawson, como Ventura Lloveras, Cantoni y Giordano, sin que esto implique por ahora afectar la capacidad de camas disponibles. Hasta ayer, tras la muerte de la mujer de 81 años, el resto de los afectados atravesaba cuadros levemente graves de salud.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.