Durante la pandemia aumentaron las denuncias por estafas telefónicas mediante falsos llamadosmensajes de WhatsApp y mails. En el último tiempo, los fraudes tienen como principal objetivo a aquellos trabajadores que cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) mediante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

El engaño consiste en comunicarse con las personas que podrían ser beneficiarios del IFE mediante una llamada telefónica o incluso un mensaje de WhatsApp al celular de la víctima.

En primer lugar, los estafadores le solicitan a los afectados datos personales como nombre, apellido y número de DNI para luego pedirles que se acerquen al cajero con la tarjeta de débito o crédito, cambien la contraseña del homebanking y el token de seguridad.

Tras lograr las modificaciones, solicitan préstamos a los bancos que, según las más de cien denuncias, van desde 8 mil hasta 500 mil pesos a nombre del cliente. Una vez aceptado y depositado el dinero, lo transfieren a otra cuenta.

Esta modalidad de transferencia imposibilita al banco que se le devuelva la plata al damnificado incluso una vez hecha la denuncia de estafa.

La operación se denomina “vishing”, es decir, estafas telefónicas en las que se suplanta la identidad de una empresa u organismo – como puede ser ANSES, Netflix, Mercado Pago, etc. – con el objetivo de robar dinero o información sensible de sus víctimas.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.