Miles de fieles se sumaron, de manera virtual, a la 46º Peregrinación Juvenil siguiendo el trayecto que une el santuario de San Cayetano, en Liniers, hasta la basílica de Luján, con una «megatransmisión» en vivo.

La tradicional Peregrinación Juvenil a Luján se desarrolló, por primera vez en su historia no en las calles sino de manera virtual, en una extensa transmisión por redes sociales que estuvo signada por un videomensaje esperanzador del papa Francisco y la palabra del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien pidió por «los abuelos que más sufren el aislamiento, los enfermos que son los más pobres de los pobres, y también por tantas familias pobres de nuestra Argentina».

«Estamos tristes y apesadumbrados por todos los problemas que se están generando continuamente. La gente que sufre, enferma, tantos muertos y tantos problemas que pesan en el corazón nuestro. Muchas veces sentimos como una desilusión grande y ganas de tirar la toalla», expresó Francisco.

En este marco, continuó: «¿Cuántos de nosotros hemos visto hermanos, amigos, parientes que se han ido?». Pero miramos a la Virgen y decimos: Madre, queremos seguir adelante. Pero necesitamos que nos dé fuerza, esa fuerza de Madre que Tú nos das».

«Desde aquí los acompaño, desde aquí peregrino con ustedes a Luján como lo hacía cuando estaba allá, desde Luján mismo. Desde aquí rezo con ustedes y desde aquí también yo digo: Madre, abrázanos. Queremos seguir caminando», aseguró Jorge Bergoglio.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.