La historia de la casera de la Biblioteca Pedro Echagüe, ubicada en 25 de Mayo y Avenida Alem, en Capital, se incrementó desde el día en que le dijeron que debe desalojar el lugar y le pusieron una fecha límite. Según manifestó a San Juan Al Día, vive ahí a raíz de una tradición familiar, ya que sus abuelos se hicieron cargo del establecimiento y no tiene los recursos económicos para pagar un alquiler.

«Más allá de que no tengo dónde ir, porque soy docente y con ese sueldo no puedo pagar un alquiler, me gustaría que se me de un poco de respeto en relación al sacrificio que hizo y hace mi familia por el lugar desde hace 28 años», señaló.

El 18 de diciembre a las 11 horas, debe dejar el lugar por sus medios, caso contrario será desalojada del lugar por fuerza policial y por agentes judiciales a raíz de un acuerdo que ella firmó a raíz «de las condiciones que me dieron, ya que en caso de llegar a un juicio, tenía que pagarlo yo».

Según comentó la mujer, dijo que busca que el gobernador Sergio Uñac la reciba en su despacho, la atienda. «Fui a Casa de Gobierno, lo he acompañado en marchas políticas, en medio de la pandemia, pero no se me ha escuchado».

Además, contó que su familia lleva haciéndose cargo del lugar, de los cuidados y del mantenimiento, hace 49 años y no recibieron ningún tipo de remuneración.

Por último comentó que desde noviembre del año pasado, la «única biblioteca infantil de San Juan» está con custodia policial sin ningún motivo y que la relación con el establecimiento «ha sido muy agresivo».

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.