Hace un año y medio que está sin trabajo y sale a buscar cartones por todo San Juan. José Olmos sale desde la mañana hasta que cae la noche, porque no había para comer en su casa y las necesidades lo empujaron a tener que dedicarse a eso.

«Antes de salir rezo y cuando llego a casa, también»

Según contó, lo más difícil de su trabajo es el sol, ya que es agotador a la hora de tener que salir a caminar y buscar los cartones que después le darán algo de dinero con el que sale adelante.

Olmos era remisero y tuvo que dejar el oficio, tristemente, porque ya no podía mantenerlo. Además, como dato de color, nos contó que el año pasado se casó con una mujer que lo acompaña en el día a día.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.