Los empleados municipales de Albardón salieron a reclamar por un salario digno y que se ajuste a la inflación. Según señaló el delegado sindical, no les dieron respuestas favorables.

Según señalaron, cuando supuestamente los trabajadores están dispuestos a cobrar un 35%, ellos solo alcanzarán un 13.5 en lo que va del año.

Es por eso que los empleados hicieron una huelga sorpresiva, para mostrar su descontento para con los encargados de pagar los sueldos. Sobre el mediodía los atendieron pero tuvieron que levantar el paro sin respuestas.

El otro punto que nombró es que no es el intendente el encargado de tomar las decisiones, sino uno de sus diputados.

En caso de no recibir una respuesta favorable, irán al paro la semana entrante.