Los policías habían sidos alertados por el llamado de un vecino.

Diecisiete personas terminaron detenidas por haber organizado una fiesta clandestina en un domicilio de Chimbas. El encuentro, que se desarrolló durante horas de la madrugada y mañana de este sábado, fue suspendido tras la llegada de la policía.

Los uniformados fueron alertados de lo ocurrido por medio de un llamado telefónico en forma anónima donde informaban que en un domicilio en Calle Jáchal 290 entre calle Chubut y Rio Negro en una finca se escuchaba sonido de música alto y voces de un grupo de persona.

Cuando llegaron a la vivienda indicada,  los agentes se entrevistan con un hombre, quién dijo ser propietario de la vivienda. Posteriormente todos los asistentes fueron trasladadas a la comisaría.  A todos les iniciaría una causa judicial.