La prueba ya había sido observada durante la autopsia, pero el juez nunca la consideró. Ahora, el grupo de expertos independientes hizo un apartado sobre la presencia de ADN de un «masculino desconocido».

El informe que elaboró un grupo de expertos independientes convocados por la familia de  Santiago Maldonado  está arrojando nuevas conclusiones y también, revalorizando viejas pruebas que no se tuvieron en cuenta, pero que podrían bien darle un nuevo impulso a la investigación sobre la desaparición seguida de muerte del joven anarquista.

Luego de la publicación de un exhaustivo documento por parte del Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEEI) que tomó el caso ante la paralización de la causa en la justicia argentina, se reafirmó el hecho de que Santiago fue víctima de una desaparición forzada a manos de la Gendarmería nacional y ahora, también se descubrió que en un elemento del joven se encontró ADN masculino de otra persona.

En realidad, bien se puede decir que se revalorizó ese dato, que por más fundamental que pareciera, no tomó relevancia para los peritos ni para el juez Lleral durante la autopsia del cuerpo de Maldonado.

Hay otro ADN masculino entre las uñas de Santiago Maldonado pero la junta de peritos que hizo la autopsia, que selló la suerte de esta causa mediática y judicialmente al decir que se ahogó solo, que no había signos de violencia y que no había nada que investigar sobre esta muerte, nunca nos dio explicaciones al respecto, pero ahora el GIEEI lo destaca en su informe», le dijo a la periodista de Página12, Adriana Meyer, la abogada de la familia, Verónica Heredia.

Luego que el Estado argentino le ofreciera a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una “salida amistosa” respecto al caso Maldonado, este medio se comunicó con la familia y pudo saber que sólo se aceptaría “bajo el compromiso del Estado de volver a investigar”, ya que la causa duerme la justicia desde hace un año y medio.

Santiago Maldonado: hay ADN de otra persona y le apuntan a un gendarme

A la par, la familia convocó a este grupo de expertos que –con solo revisar el expediente- encontró irregularidades y datos fundamentales, como lo es la presencia de ADN externo al de Santiago. Todo eso lleva a la pregunta: Si no era del joven de 28 años que murió tras la represión de la Gendarmería ese 1 de agosto en territorio mapuche, ¿De quién era?

«En ese momento lo habíamos preguntado y nos dijeron que no alcanzaba como indicio, pero ahora este informe nos ratifica que todas nuestras dudas sobre la autopsia eran correctas, como mínimo para cotejar a partir de la foto que tenemos de (el gendarme Emmanuel) Echazú sangrando», agregó Heredia.

El testimonio de aquel gendarme nunca resultó del todo convincente, puesto que hubo contradicciones respecto al testimonio de uno de sus compañeros. Mientras otros afirmaban que los gendarmes nunca habían llegado a la orilla del Río Chubut (en donde finalmente se encontró el cuerpo de Santiago), Echazu dijo haber estado ahí, pero sin encontrar a nadie. Respecto a su herida, alegó un piedrazo de parte de los integrantes de la Pu Lof, el territorio mapuche al cual se ingresó sin orden judicial.

En efecto, en la página 49 de las conclusiones respecto a la autopsia, se observa que la muestra M74 tiene una «mezcla de perfiles genéticos, que no puede descartarse a M79 (el perfil de Santiago) y al menos un individuo masculino desconocido como aportando a dicha mezcla«.

Con estas nuevas pruebas sobre la mesa, la familia espera un gesto por parte del Estado, hoy en manos de un gobierno que desde un comienzo marcó una postura distinta a la que tuvo Mauricio Macri y su exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respecto a la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Sin embargo, los allegados al joven esperan otra cosa más que palabras.

“Hasta que no veamos resultados, todo termina siendo un amague. Desconfiamos siempre del Estado hasta que no haga lo que tiene que hacer”, le dijo a este medio, el hermano de Santiago, Sergio Maldonado.

El informe que elaboró el grupo de Expertos y Expertas independientes de México, Colombia y Chile está integrado por la periodista Daniela Rea, el comunicólogo Diego Arredondo Ortiz, la abogada Dora Arias Giraldo, la antropóloga Eilleen Buitrago Pérez, el jurista Federico Andreu Guzmán, la perito forense Ginna Camacho, y la investigadora y activista Rossana Reguillo, además de José Aylwin, experto en derecho indígena, Ana Guatame García y Daniela Orozco Ramelli.