Un joven que estaba aprehendido en una celda de una comisaría ubicada en el departamento mendocino de La Paz sufrió quemaduras en diferentes partes de su cuerpo y la Justicia investiga las causas, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Leonardo Vergelín (32), quien fue aprehendido en aparente estado de ebriedad y por averiguación de antecedentes en la tarde del domingo en la terminal de ómnibus de ese departamento, ubicado a unos 140 kilómetros al este de la capital mendocina.

Según fuentes policiales, pasadas las 18 uno de los policías de la guardia escuchó gritos que provenían del calabozo donde solo se encontraba alojado Vergelín y al acercarse observó que se estaba incendiando el colchón y el aprehendido tenía quemaduras, pero lograron sacarlo y posteriormente trasladarlo al Hospital Arturo Illia de La Paz.

Después fue llevado al Hospital Perrupato, donde lo asistieron y derivado luego al Hospital Lagomaggiore de la ciudad de Mendoza, donde le diagnosticaron «quemadura en dorso y miembro superior izquierdo tipo A y B con secuela del 25 por ciento», añadieron las fuentes.

El hecho es investigado por la fiscal Mariana Cahiza quien solicitó diversos peritajes.

Al joven cuando le tomaron declaración manifestó no acordarse de nada, indicó una fuente judicial a Télam.

Por su parte, desde la Inspección General de Seguridad (IGS) se inició un expediente para determinar las posibles responsabilidades de los tres agentes que estaban en la guardia de la dependencia policial.