Cuba comenzó a aplicar de forma masiva el Nasalferón, un fármaco a partir de gotas nasales destinado a fortalecer el sistema inmune contra el coronavirus. Se trata de un inmunomodulador creado por los científicos cubanos, que evita la replicación del virus y modifica la cantidad de colonias presentes en el organismo. Además, previene que los pacientes desarrollen síntomas severos durante la enfermedad.

La directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública, Ileana Morales, explicó que la forma de administración del medicamento es de una gota, por vía nasal, en la mañana y otra en la noche, por un periodo de entre cinco y 10 días.

Las gotas nasales cubanas fueron elaboradas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana. Desde el jueves pasado se les suministran a los cubanos llegados del exterior y a sus convivientes en Boyeros y Diez de Octubre, dos de los municipios de mayor densidad poblacional de La Habana. Las autoridades sanitarias de Cuba esperan ampliar su suministro de manera gradual a toda la ciudad donde viven unos dos millones de personas.

Según el informe del CIGB, al momento de la aplicación se detectó un aumento significativo de los marcadores de respuesta antiviral e inmunitaria innata a nivel de la mucosa orofaríngea y en linfocitos de sangre periférica, sobre todo a los 10-45 minutos después de su administración.

Datos de la Academia de Ciencias de Cuba indican que hasta el mes de agosto se habían tratado con este medicamento a 17 mil 241 trabajadores de la salud y mil 105 personas vulnerables (con edad avanzada y comorbilidades o por exposición indirecta al virus).

La aplicación del medicamento al personal de la salud responde a una de las medidas preventivas para frenar el rebrote de coronavirus en la isla, que registra seis jornadas consecutivas de aumentos en los contagios.

Cómo funciona

El Nasalferón es una formulación de IFN-alfa-2b-humano recombinante para administración nasal que, gracias a las propiedades inmunomoduladora y antiviral del IFN-alfa, logra una protección frente a la exposición al SARS-CoV-2.

Morales explicó que el Nasalferón tiene como base un interferón elaborado en Cuba. Esa droga se utilizó con un 93% de efectividad en el personal médico que trabaja en la llamada Zona Roja de los hospitales donde están internados los contagiados.

Por emplearse por vía nasal tiene como ventaja incidir de manera directa en la zona del organismo donde se concentra la mayor cantidad de virus, por lo que altera de manera rápida su reproducción.

Fuente: latinoamericapiensa

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.