El Presidente encabezó una reunión con ministros y gobernadores oficialistas y opositores en la ciudad riojana de Chilecito, una de las 24 Capitales Alternas, en el marco de una reunión de Gabinete Federal.

El jefe de Estado, Alberto Fernández, hizo una enfática reivindicación del federalismo al afirmar que hay un Gobierno compuesto «por un Presidente y 24 gobernadores» y abogó porque «todos tengan las mismas posibilidades de crecer» y el «derecho de ser felices en el mismo lugar donde nacieron».

Fernández formuló estos conceptos al hablar ante ministros y gobernadores oficialistas y opositores en la ciudad riojana de Chilecito, una de las 24 Capitales Alternas, en el marco de una reunión de Gabinete Federal.

Tras resaltar que su Gobierno está integrado por «un Presidente y 24 gobernadores», Fernández destacó en ese sentido que cuando el jefe de Estado de San Juan, Sergio Uñac, lo «necesitó» por el sismo registrado en esa provincia, allí estuvo la administración nacional para «ayudar a levantar aquello que la tierra había tirado abajo».

«Lo que se dice es para cumplirlo, los compromisos son para cumplirse, y acá estoy, cumpliendo con mi palabra», remarcó.

También instó a que «todos tengan las mismas posibilidades de crecer» y el «derecho de ser felices en el mismo lugar donde nacimos, más allá de cuál sea la latitud» del país en la que toque vivir.

«Cuando me hablan del mérito, eso supone que todos tengamos las mismas condiciones; pero resulta que si yo, que vivo en Buenos Aires, tengo en 5 manzanas a la redonda 6 colegios y 10 universidades para elegir, no es vedad que tengo las mismas oportunidades que alguien que vive en cualquier lugar del norte», razonó el mandatario.

Sostuvo que la provincia de La Rioja, igual que el norte nacional, «ha padecido la postergación del resto del país», y manifestó sus deseos de que «ningún chico de 12 años se tenga que ir a estudiar a Buenos Aires» porque «eso no puede pasar más» con los jóvenes de la región.

Por ello convocó a «poner de pie al norte argentino» y darle la «oportunidad para que compita y hagan el mérito de crecer», porque, en caso contrario, dijo, «no es verdad que sea fácil crecer».

Antes de las palabras de Fernández se firmaron numerosos convenios para la provincia con la participación de todos los titulares de Ministerios nacionales presentes.

El primer mandatario resaltó al comienzo de su alocución que su padre había nacido en Chilecito y que todos los años llevaba a su familia a pasar vacaciones a esa ciudad, matizando ese relato con numerosas anécdotas y emotivos recuerdos.

Fondos para San Juan
Fernández llegó más tarde de lo previsto a La Rioja porque alteró su agenda para asistir a San Juan, donde junto al gobernador Uñac se interiorizó sobre la situación generada por el sismo registrado durante la madrugada y anunció el envío de fondos para la construcción de viviendas en las zonas afectadas.

Capitales alternas
El Presidente se reunirá este miércoles, también en Chilecito, con los 10 gobernadores del denominado Norte Grande (NG).

La actividad se iniciará a las 9.30, en una reunión del trabajo del espacio que integran gobernadores de las provincias del Noroeste Argentino (NOA) y el Noreste Argentino (NEA): Tucumán, Salta, Santiago del Estero, Jujuy, Catamarca, La Rioja, Misiones, Chaco, Corrientes y Formosa.

Antes de la llegada del Presidente, el gobernador Quintela, acompañado por los ministros, afirmó que «la última batalla del federalismo se está dando con Alberto Fernández a la cabeza».

«La Rioja tiene serias dificultades que el Presidente las conoce, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro también saben de ellas», sostuvo Quintela.

Añadió que «es una provincia, como muchas del norte, que requiere una mirada especial y la posibilidad que nos permita desarrollarnos en forma armónica al igual que el sector del centro de la República Argentina».

En su alocución, el mandatario riojano sostuvo que «si bien la Constitución habla de un sistema republicano y federal, el federalismo se practicó muy poco, producto de que nosotros hemos perdido la penúltima batalla en el Pozo de Vargas», en referencia al combate entre las fuerzas del caudillo Felipe Varela y del «mitrista» Antonino Taboada, en 1867.

«La última batalla del federalismo la estamos dando con Alberto Fernández a la cabeza, buscando que el federalismo se imponga en la Argentina, que significa tratar de forma equitativa», aseveró Quintela.

También manifestó su agradecimiento a los ministros y otros funcionarios que fueron a Chilecito, lo cual, sostuvo, «nos deja gratamente sorprendidos».

Fuente: Télam

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.