Este viernes, personal de la Policía logró detener a Adrián Pedro Carrizo (26), un joven delincuente con frondoso prontuario. Todo ocurrió en La Bebida, Rivadavia.

Según fuentes policiales, alrededor de las 07:15, los efectivos procedieron ante una orden de allanamiento judicial en una vivienda ubicada en el Asentamiento Evita. Allí, los uniformados encontraron a Carrizo junto a una mujer, ambos descansando en el exterior de la casa.

Al observar la presencia policial, tanto el delincuente como la pareja internaron huir por una ventana. Pedro Carrizo, en su intento de fuga, arrojó al exterior un revólver calibre 32 de cañón largo, marca Colt. Fue detenido por la Policía. 

Luego de la aprehensión, se procedió a secuestrar el revólver, el cual no contenía en su interior ningún proyectil. Pero, en el interior de la vivienda, sí pudo hallarse y secuestrarse tres municiones del calibre 32. Carrizo no pudo acreditar su legítima tenencia.

El malviviente quedó detenido en sede de Comisaría 34 imputado por la presunta comisión del delito de tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal. El revólver secuestrado fue puesto en custodia por personal policial de la División Criminalística a los fines de peritar su aptitud para el disparo

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.