Los daños del terremoto no dejan de sentirse en distintas zonas de la provincia después del terremoto del pasado lunes. En el departamento de Sarmiento, donde ocurrió el epicentro del sismo de 6.4 grados en la escala de Ritcher, varias familias perdieron sus viviendas y desde el pasado lunes están a la vera de las ruinas de sus hogares pasando la noche en la intemperie. Es el caso de Marina Ruth Maza (39) quien en la actualidad vive bajo un algarrobo con sus cuatro hijos en Colonia Norte, cerca de Ruta 295.

La familia Maza tiene los pocos muebles que pudieron rescatar de las ruinas de aquella vivienda precaria donde habitaban. En el interior de la casa se pueden ver los resabios que dejó el sismo con las paredes de adobe agrietadas con riesgo de derrumbarse ante cualquier inclemencia. «Lo que me preocupa es que se largue una lluvia y perdamos lo poco que nos queda», afirmó la mujer con preocupación. » Sé que muchas familias están pasando por lo mismo, yo solo pido que nos ayuden a levantar nuestra casa, lo que más duele es cuando mis hijos chicos me preguntan donde está nuestra casa o por qué vivimos debajo de un árbol», dijo entre lágrimas.

En Colonia Norte son varias las familias que están pasando por la misma dificultad y de momento siguen durmiendo en la calle o habitando las viviendas que tienen riesgo de derrumbe. 

Hay otro caso, el de Vanesa Rosa Silva (38) vive con 6 chicos y su marido en una casa que ha terminado con las paredes divididas y se ha vuelto inhabitable. Por seguridad han optado dormir fuera de la vivienda y aseguró no haber recibido la asistencia de ninguna autoridad municipal.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.