Cuando María Paz Etchecopar se presentó en un programa de chimentos para anunciar su felicidad por la decisión de «hacer política», la criticaron por su aspecto físico en redes sociales y eso la devastó anímicamente. A las 24 horas ya había abortado su idea por sentir que había sido víctima de cyberbullying por su aspecto físico.

El comienzo del fin arrancó el lunes cuando María Paz, la hija de Baby Etchecopar, estuvo presente en el programa «Los Ángeles de la Mañana» de Canal 13, la señal de aire del Grupo Clarín.

Allí, sin ser una persona conocida dentro del ambiente artístico ni político, tuvo un largo rato para contar sus intenciones de incursionar en la actividad legislativa, a pesar de nunca haber militado ni haber integrado ningún colectivo social que la respalde.

Su apellido parecía bastar.

En ese espacio concedido por el show chimentero matutino del Grupo Clarín, anunció que quería ser parte del mundo de la política aunque siempre manteniéndose como si estuviera al margen, por venir de «otro palo».

Etchecopar «hija» argumentó que el deseo de querer cambiar la realidad del país le surgió tras el violento asalto que sufrió en su casa.

Sin embargo las repercusiones tras su participación en el ciclo de Ángel de Brito, la harían cambiar de opinión porque en las redes a los pocos minutos y con modos lapidarios, crueles, burlones y críticos, la defenestraron con métodos despiadados, haciendo hincapié en su rostro, ojos y aspecto físico en general.

«Estoy definiendo si me voy a involucrar o no. Empecé por el lado de los medios, algo que me encanta, y llegué a la política a través de los medios. Me crié en este ambiente. Yo siempre fui muy comprometida. Uno se empieza a cuestionar y empiezan a pasar cosas en la vida», había dicho María Paz, la hija de Baby Etchecopar.

«Yo empecé con un problema de alimentación por un tema de bullying, un tema importante para hablar, porque hay muchos chicos que mueren por esto. Yo era rellenita y me decían: ‘Vaca, gorda’. Empecé con anorexia porque me sentía acomplejada y me quería ver linda. Luego pasé a la bulimia, uno llena un vacío. Soy muy sensible, muchas cosas de la vida no me las bancaba, veía todo muy cruel”, reveló antes de su anuncio María Paz Etchecopar, sin imaginar aún el bullying que paradójicamente se le reproduciría instantes después de su participación en ese programa de TV.

En el mismo momento en que se emitía el programa y por al menos 48 horas las redes sociales, especialmente Twitter, se inundaron de comentarios relacionados al rostro de María Paz Etchecopar.

Los posteos buscaban ser humorísticos pero lo hacían no por criticar su ideología, sus posturas políticas y sociales, o hasta económicas, sino basándose en burlas, degradación discriminativa y golpes bajos, debido a que lo que señalaban en las redes eran las características del rostro de la hija de Baby Etchecopar realizando comparaciones ofensivas con personajes de «La era de Hielo» la afamada saga de films animados.

Muchas de las publicaciones en Twitter comparaban a María Paz Etchecopar con el personaje llamado «Sid», en cambio otras con malicia, sostenían que era «familiar» de Belu Lucius.

Lo cierto es que tal fue la virulencia de las críticas que al día siguiente la panelista del programa del Grupo Clarín, Andrea Taboada leyó un whatsapp que le mandó la hija de Baby Etchecopar anunciándole y pidiéndole disculpas por no asistir nuevamente al ciclo televisivo, a continuar con su raid de publicidad mediática para promocionar su posible futura postulacion a legisladora de Juntos por el Cambio en la Provincia de Buenos Aires, debido a sentirse mal con lo sucedido en redes hacia su persona y porque le obstruía la relación con su padre, Baby Etchecopar, quien no habría estado de acuerdo con la alta exposición de su hija.

Nota de la redacción: sanjuanaldia.com decidió no reproducir los posteos de usuarios en redes sociales hacia la hija de Baby Etchecopar.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.