San Hermenegildo, hijo del rey visigodo Leovigildo y mártir de la Iglesia Católica.

Medina del Campo (Valladolid) vio nacer a este santo en el año 564. Hijo del rey visigodo Leovigildo y hermano del rey Recaredo, la educación religiosa que recibió era arriana, ya que la mayoría de la población en la Península en aquellos tiempos creía en esta herejía, caracterizada por estar en contra de la Santa Trinidad y conceder más importancia a Dios que a Cristo.

Abrazó el catolicismo cuando contrajo matrimonio. Concertaron, a pesar de ser arriano, su boda con la princesa católica franca Ingunda a los 15 años y la decisión le marcaría hasta el fin de sus días.

En primer lugar, una fuerte tensión con su padre, que desembocó en un conflicto armado en el año 581. Hermenegildo, en inferioridad, acabó pactando con su padre, cediendo territorios y ofreciendo una gran suma de dinero para terminar el conflicto en el 584.

Las rebeliones en todo el reino no cesaron y Hermenegildo, tras la intermediación de su hermano Recaredo, se entregó a su padre. Acaba apresado en una cárcel de Tarragona.

El príncipe, al rechazar el arrianismo y ser fiel a la fe católica, acabó sin cabeza. Por ello, el mártir fue canonizado y su cráneo aún se conserva en el monasterio de San Lorenzo del Escorial.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.