Fue la idea original del gobernador, aunque Alberto se inclinó por restricciones más laxas. “Necesitamos una medida drástica”, dijo Gollan.

El gobernador de Axel Kicillof vuelve a la carga con su plan de aplicar un cierre “muy fuerte” durante 15 días para tratar de frenar la ola de contagios de coronavirus, una idea que ya fue planteada semanas atrás pero chocó con la resistencia de la Ciudad de Buenos Aires.

A principios de abril, el gobernador bonaerense ya había planteado su idea de un cierre fuerte por un período determinado para cortar la cadena de contagios, pero finalmente Alberto Fernández se inclinó por  medidas más laxas en línea con lo que pedía Horacio Rodríguez Larreta. Pero pocos días después tuvo que  endurecer las restricciones.

Con la situación muy crítica en todo el sistema sanitario, especialmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires, desde la Provincia salieron a pedir nuevamente una cuarentena dura para tratar de bajar una curva de contagios que parece amesetada pero con una cantidad de casos altísima.

La idea de un cierre fuerte tomó más impulso en el gobierno bonaerense ante la saturación del sistema de salud del área metropolitana y ciudades muy importantes de la provincia como La Plata y Bahía Blanca. En muchas localidades del interior de la provincia, la atención está al límite.

Los dichos de Gollan se dan en el inicio de la semana donde se definirá cómo siguen las medidas de prevención para la semana que viene, cuando vencen las restricciones anunciadas por Alberto Fernández que incluyen el cierre desde las 20 horas y la discutida suspensión de las clases presenciales.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.