El 10 de mayo el Santoral Cristiano festeja el Santo de San Job.

Protagonista de un libro del Antiguo Testamento en el que se narra su historia. Vivía en el país de Hus y era un hombre rico, casado, con diez hijos, criados, tierras y ganado. Se le consideraba un hombre recto, ajeno al mal y temeroso de Dios. El Señor lo probó con la muerte de sus hijos y con la pérdida de su propia salud. Job acató su voluntad con sumisión, y, tras la visita de tres amigos con los que discute su suerte, el Señor le devuelve su antiguo estado de salud y prosperidad, y le concede la virtud de tener nuevos hijos. La carta a Santiago lo pone como ejemplo de paciencia, y lo mismo hace el Martirólogo Romano

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.