La madre llegó a la comisaría con su recién nacido asfixiándose y los policías le salvaron la vida.

El bebé no respiraba, luego de ahogarse con leche. El rápido accionar de los uniformados fue clave.

Momentos de desesperación vivió una familia de Chimbas. Es que minutos después de las 14, una mujer visiblemente alterada ingresó a la Brigada de investigaciones Norte con su bebé en brazos, gritando que había dejado de respirar mientras tomaba la leche. 

De inmediato y sin perder la calma pese a la situación, el subinspector Luis Moyano y el cabo Martin Quiroga procedieron a realizarle los primeros auxilios al recién nacido. Sin embargo, el menor seguía sin reaccionar, por lo que tuvieron que continuar con los masajes de reanimación.

Finalmente, el pequeño volvió en sí, recuperando la respiración y lucidez para tranquilidad de todos los que se encontraban en el lugar.

Una ambulancia lo trasladó hasta el servicio de Neonatología del Hospital de Niños, para su recuperación.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.