A cinco meses de la promulgación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la asociación civil FUSA de promoción de los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes y jóvenes relanzó su campaña “#Ahora que es ley”, destinada a despejar las dudas de los equipos de salud que conspiren contra la realización de esta práctica.

Lanzada el pasado 28 de mayo en coincidencia con el Día de Acción por la Salud de las Mujeres, la campaña “busca interpelar a los equipos de salud que puedan estar involucrados en la realización de la IVE, ya sea que la estén realizando o quieren empezar a realizarla”, dijo a Télam Camila Bazán, coordinadora de comunicación de FUSA.

Los podcasts, videos y otros recursos en línea que componen la iniciativa están destinados “a todos los profesionales que estén involucrados en la práctica, desde enfermeros, enfermeras, hasta ecografistas, pasando por trabajadores sociales y otros personas que intervienen en el proceso de atención”.

“Una investigación previa mostró que aún había muchos grises entre profesionales de la salud sobre qué es lo que efectivamente dice la ley: si bien hay conocimiento de que ahora hay una ley marco que ampara y da seguridad para realizar la práctica, al bajar a la letra surgían dudas sobre, por ejemplo, si las y los adolescentes o las personas con discapacidad pueden acercarse solos a solicitar una IVE, o si los profesionales pueden ser sancionados por tardar más de 10 días en dar respuesta a la solicitud cuando no hay mala fe de parte suya sino demoras en los turnos para la ecografía”, explicó.

Es decir que gran parte de la incertidumbre en los equipos de salud a la hora de realizar una IVE, atañen a “cuáles son sus obligaciones y responsabilidades” para dar cumplimiento a esta normativa

“Luego surgen dudas específicas sobre los métodos para hacer interrupciones: si bien el misoprostol es uno de los tratamientos más frecuentemente usados o que más circulan, también existe la aspiración manual intrauterina (AMEU) que muchos profesionales no están tan enterados o no saben cómo realizarlo y hay cierto de pudor de reconocerlo”, indicó.

En cuanto a las “resistencias” detectadas por esta investigación previa en los equipos de salud en relación a la práctica de la IVE, “algunas tienen que ver con la desinformación, los prejuicios y los mitos de lo que implica realizar una práctica con los plazos y métodos que tenemos hoy”.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.