Lo dijo el titular de la Cámara de Comercio en Orán, Ariel Zabouk.

“El dinero de los planes sociales termina en el vecino país. Y los impuestos colocaron a los comerciantes salteños al borde de la quiebra”, disparó en una entrevista con El Tribuno, el titular de la Cámara de Comercio en Orán, Ariel Zabouk.

Un informe realizado por la periodista Andrea Silvera, advirtió que con el flujo de dinero circulante por una importante inyección desde la Nación, a los beneficiarios de planes sociales, como titulares de Asignación Universal, que cobraron este mes montos de entre 20 y 30 mil pesos, la fuga de dinero a Bermejo, Bolivia, causa un enorme impacto por la cantidad de oranenses que cruzan la frontera a surtirse de mercadería, en deterioro de los comercios locales que deben afrontar el pago de impuestos, lo que hace imposible competir.

A la situación hay que sumarle la gran cantidad de extranjeros no residentes, que tienen la doble ciudadanía y por eso mismo perciben toda clase de subsidios del Gobierno argentino, dinero que por supuesto gasta en su país.

“No se puede competir con los precios de Bermejo, porque en Orán afrontan cargas impositivas muy importante, disparándose así el precio de cada producto”, afirmó Zabouk.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.