En Abril pasado el gobierno nacional dio la autorización de que cada provincia tenía la posibilidad de comprar vacunas por gestión propia; San Juan fue una de las primeras en sacar cálculos y comenzar negociaciones con laboratorios privados, sabiendo que sería un largo camino de negociaciones.

Uñac y su equipo comenzaron a tratar con empresa alemana “Rul AG”, que se comprometió a abastecer 1 millón de vacunas rusas Sputnik V, en mitades iguales de los componentes 1 y 2, a cambio de un precio aproximado de 18 euros la dosis, el doble de lo que paga Nación por el mismo producto en trato directo con los fabricantes. Pero el contrato se cayó tras sucesivos incumplimientos y desde la provincia temen quedarse sin las vacunas y sin el dinero que depositaron en garantía para conseguirlas una vez cerrado el acuerdo y transferido el dinero, la empresa tuvo sucesivos incumplimientos y el Ejecutivo local decidió dar de baja al contrato pero tuvo que empezar el trámite para recuperar esos fondos, que aseguran en las oficinas de Casa de Gobierno que la devolución está garantizado.

El millón de vacunas que no fue hubiera cambiado radicalmente la ecuación sanitaria de San Juan. Con la negociación ya caída y la amenaza de terminar en litigio judicial, “Rul AG” realizó una última propuesta a la provincia. Le ofreció que el total de las dosis contratadas correspondan al componente 2 de Sputnik V para ayudar a completar los programas de vacunación en Argentina, y 10.000 dosis extras a modo de compensación por las demoras.

Llegada la fecha, el lote de vacunas no apareció. Dos aviones de Aerolíneas Argentinas ya estaban reservados y listos para emprender viaje a Moscú con escalas de ida y vuelta en Roma. La provincia, interesada en las vacunas, concedió nuevas fechas. En este punto, las distintas fuentes de un lado y del otro de la negociación difieren en los plazos. Del lado de los intermediarios hay asentada una primera prórroga el 18 de junio y una segunda el 25 de junio. Mientras que desde la gobernación de Sergio Uñac, se sostiene que hubo prórrogas los días 8, 14, 18 y 25 de junio. Sea como fuere, en todos los casos, la transacción no se dio por la falta de la documentación que, por contrato, Rusia debía entregar a San Juan para certificar que los productos recibidos eran los autorizados por la autoridad sanitaria argentina para su consumo en el país.

Fuente: Perfil.com

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.