7 de febrero de 2023

sanjuanaldia

Un mundo de noticias

Denuncian faltantes de dinero en las cuentas de los trabajadores de Niñez y Adolescencia

El dirigente de La Campora acostumbrado a tirar con artillería pesada, no pueden explicar algunos cuestionamientos. Tras la muerte de Alex Fleitas, cuyo fallecimiento motivó serios cuestionamientos sobre la violación de los derechos humanos en el organismo que conduce el dirigente de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, ahora denuncian faltantes de dinero.

Meses atrás, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), presidida por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y por Nora Barranco, denunció que la muerte del joven Alex Fleitas, quien falleció tras serias lesiones internas luego de haber inhalado humo durante un incendio, era “la consecuencia de condiciones de encierro que violan los derechos humanos” en el Centro de Recepción Malvinas Argentinas (CRMA), de Pablo Nogués.

Lejos de resolverse, la situación del lugar, que depende del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia que se encuentra bajo la órbita del ministro Andrés “Cuervo” Larroque, pareciera empeorar semana a semana.

En las últimas horas, la intervención bonaerense del CRMA fue acusada de llevar adelante “un perverso manejo de los recursos”, tras conocerse numerosas maniobras irregulares que habrían sido llevadas adelante con el dinero destinado al pago de horas extras.

A los habituales reclamos de falta de insumos y del manejo despótico de los recursos humanos, se le sumó una grave denuncia, a través de la cual los trabajadores aseguraron que “los funcionarios de Larroque nos sacan plata de las cuentas bancarias”.

En efecto, la dirección de Claudio Otero, que fue nombrado por el propio Larroque, quedó en la mira tras el estallido de un estruendoso escándalo. “No sólo se atrasaron en el pago de las horas extras, sino que además les empezó a faltar dinero en las cuentas a los trabajadores”, aseguraron los denunciantes a REALPOLITIK.

“Sólo algunos se animaron a reclamar lo que ocurría, porque Otero suele trasladar a otras dependencias u obligar a renunciar al que lo critica. Pero aquellos que se animaron, inmediatamente recibieron su dinero de vuelta. Osea, que las autoridades admitieron habérselo llevado”, explicaron.

De forma desprolija y desorganizada, sólo algunos trabajadores recibieron de nuevo su dinero. “Se hizo sin dar mayores explicaciones, como si supieran que están en falta. A otros se les prometió que les devolverían el dinero el mes que viene, sin dar detalles de por qué se les quitó la plata o para qué”, detallaron.

“Estas maniobras producen un daño terrible en los deteriorados sueldos de los trabajadores, que lamentablemente cuentan con ese dinero para llegar a fin de mes, a sabiendas que se encuentran claramente por debajo del índice de pobreza. Sin ningún miramiento ni empatía los funcionarios de turno abusan del manejo de las cajas para beneficio propio”. /Realpolitik