7 de febrero de 2023

sanjuanaldia

Un mundo de noticias

Gran Hermano: un presupuesto aparte en preservativos y pastillas anticonceptivas

La producción se asegura de que los preservativos y todos los métodos de cuidado y anticoncepción estén a mano para que los participantes los usen.

Después de los partidos de Argentina en el Mundial Qatar 2022, Gran Hermano es lo más visto de la televisión nacional. Recientemente, y por esta razón se avecinan cambios en el reality. Uno de ellos ya se confirmó, el 18 de diciembre se realizará un repechaje e ingresarán 4 participantes más, dos de los ya eliminados y dos nuevos.

Aún no es aclara al respecto del método de elección de esas personas y quiénes decidirán sobre el ingreso. Mientras, el juego sigue en carrera, las alianzas se tejen y las parejas se forman: Thiago y Daniela y el “Cone” y Coti ya que Juliana salió el domingo dejando a Maxi solo dentro de la casa.

A diferencia de otras ediciones, aquí el sexo es un jugador más, razón por la cual les dan preservativos a todos y las chicas, además, toman pastillas anticonceptivas. Por lo que la producción deja a mano profilácticos de manera constante y además les proveen a las chicas las pastillas indicadas por sus médicos para la anticoncepción. 

Todo esto se puso en la lupa luego de la fogosa noche de Thiago y DanielaLa pareja tuvo sexo por más de 3 horas en distintos lugares de la casa. 

“Se rompió un récord”, incluso comentó Santiago del Moro al respecto. Daniela y Thiago comenzaron en el sauna, donde estuvieron un par de horas bajo la “carpita del amor”. A eso de las 2:32 de la madrugada, la pareja pasó a la ducha y ahí estuvieron casi 3 horas. Tras divertirse en el baño, fueron hasta la habitación de los hombres y no para dormir. Al parecer el calor era insoportable, ya que los enamorados a las 6:30 se fueron nuevamente a la ducha para continuar su faena.

Cabe destacar que la primera pareja que se conformó y tuvo sexo fue justamente la que este domingo quedó separada: Juliana y Maxi. Quienes al inicio buscaban, infructuosamente, puntos ciegos de la casa, para tener sexo.

Finalmente se dieron por vencidos, y bajo la “tradicional carpita del amor” se entregaron a la pasión.